¿Cómo ahorrar energía en tu cuarto de baño?

¿Cómo ahorrar energía en tu cuarto de baño?


Es una de las estancias que más energía precisa de la casa, por eso es importante tomar medidas para que el gasto sea lo más eficiente posible. En este artículo te lo contamos con todo lujo de detalles.


Ahorrar energía en el cuarto de baño debería ser una de nuestras principales preocupaciones. Y es que ya no es solo porque tenemos que cuidar el planeta y no malgastar energía, que también, sino que también el hecho de utilizar más energía de la que necesitamos supone un incremento en la factura de la electricidad, del gas natural y del agua que realmente nos podríamos ahorrar. Para evitarlo, tan solo es necesario aplicar una serie de medidas muy sencillas.

Encuentra la mejor tarifa de luz

Para conseguir un ahorro efectivo, lo primero que hay que hacer es revisar que nuestras tarifas de luz y de gas tengan unos precios y condiciones que sean favorables a nuestra situación. Afortunadamente, las tarifas de comercializadoras como Iberdrola o Endesa, e incluso las de compañías menos conocidas como HolaLuz, cuentan con una gran variedad de modalidades; es muy difícil que no haya una o dos para ti. Para contratar una tarifa de Iberdrola, por ejemplo, solo necesitas llamarles por teléfono o acudir a una de sus oficinas, tal y como te contamos a continuación: http://agua2013.es/tarifas-iberdrola/.

Igualmente conviene hacer lo mismo con los contratos de gas. A diferencia de lo que ocurre con la electricidad, las tarifas de gas natural cuentan con una menor variedad; no obstante, los precios son muy económicos por regla general y es una energía muy limpia. Una de las más recomendadas es las tarifas de gas natural del mercado regulado (3.1 y 3.2), cuyos precios son regulados por el gobierno, que se publican cada dos meses en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El mercado libre, por el contrario, tiene una mayor variedad de modalidades: las tarifas planas de gas natural, por ejemplo, es una de ellas; de hecho, es una de las tarifas de gas natural ya que permiten pagar lo mismo independientemente de tu consumo.

¿Cómo podemos ahorrar en nuestro consumo?

El ahorro de energía en el baño se consigue apoyándose en los siguientes dos pilares:

  • El aislamiento térmico: una vivienda correctamente aislada permite el ahorro en la calefacción y el aire acondicionado ya que no existen fugas de la energía y, al mismo tiempo, la temperatura exterior no se adentra en el interior de la vivienda, por lo que la temperatura interior se mantiene mucho más tiempo sin necesidad de tener encendida la calefacción o el aire acondicionado durante un tiempo prolongado.
  • La implantación de utensilios que ayuden a reducir el consumo de energía: por ejemplo, un reductor de caudal en los grifos o comprar grifos termostáticos, que consiguen que el agua salga directamente a la temperatura seleccionada. También es muy útil un inodoro con doble caudal o implantar un sistema que reutilice el agua usada en el lavabo para la cisterna del váter. Por último, es muy conveniente cambiar las bombillas por otras LED de bajo consumo, cuyos beneficios puedes consultar aquí.

Por si esto no es suficiente, recuerda que es importante ducharse en vez de bañarse y que nunca hay que dejarse los grifos encendidos mientras te lavas los dientes, por ejemplo, o en cualquier momento que no lo estés utilizando.

 

 

Compartir:
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on telegram